UN DÍA APROVECHADO

Hoy hemos ido a comer a un restaurante que hay en la zona de san Jorge y como la temperatura era espectacular y sin una gota de viento me apetecía darme un baño en sus aguas. Caminar por el arenal de esta playa fue una locura, pero como quería vivir plenamente el día del Señor, hice todo lo posible para que nadie se diera cuenta del trabajo que me estaba suponiendo cada paso que recorría. Al meterme en el agua y dar mis primeras brazadas vi claramente la respuesta de mi Padre Dios y le di las gracias por haberme dado la oportunidad de aprovechar el día.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s