UN MUNDO SIN CRUZ…

Esta mañana cuando me desperté y me fui a desayunar, mientras estaba fregando, entró mi hija Loreto en la cocina me dijo algo que percibí como una actitud borde hacia mi y yo le respondí de manera inmadura más borde todavía. No me gusta nada mi falta de control porque eso no educa. La verdad es que llevo unos días algo susceptible y no sé muy bien porqué. No quiero juzgar a mi hija porque precisamente hoy Jesús me instruye en eso. Me encantaría responder siempre tal como lo hacía Jesús cuando lo trataban mal. Es mucho más difícil amar a los demás si no sentimos el amor de Dios. Yo siento el amor de Jesús y he aprendido de Él que un mundo sin cruz es un mundo sin esperanza.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s