O EL AMOR MATA AL YO, O EL YO MATA AL AMOR

Hoy me levanté con ganas de comenzar un nuevo día y con el objetivo de mantener mis emociones positivas a lo largo del día para comprobar los beneficios que esto supone, algo que es posible cuando no pienso tanto en mi y sí en los que viven conmigo. Como el tiempo atmosférico no me ha permitido salir a caminar, acompañé a mi personal trainer a hacer unos recados en coche y por la tarde hice algunos estiramientos para mantener la flexibilidad de mi cuerpo y el ejercicio de la rodilla para evitar la hiperextensión. Antes de todo estuve un rato en intimidad con Jesús para llenarme de su amor y con ello matar mi yo.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s