CON NUESTRAS VIRTUDES Y NUESTRAS DEBILIDADES

Esta mañana de domingo como cada día me he dispuesto a hacer los ejercicios de memoria y los estiramientos y además de esto he tenido una charla con mi hija Loreto sobre mi comportamiento en la relación con su padre, abriendome los ojos para saber en qué debo cambiar para mejorarlo. Es difícil reconocer algunos aspectos de nosotros mismos porque no nos gustan, pero admitirlos es el primer paso para amar a los demás con sus virtudes y sus debilidades tanto como exigimos que nos amen a nosotros.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s