LA REALIDAD DE LAS COSAS

Acabo de hacer la rehabilitación y le comentaba a Carolina que el fin de semana había pensado mucho en lo que ella me había dicho sobre el hecho que la espasticidad no se cura, que se puede rebajar pero el daño cerebral que la produjo está ahí, un daño irreversible con el que tengo que aprender a vivir. Ella se sintió mal por haberme mostrado esta realidad y yo le dije que si no conocemos la verdadera realidad de nuestra vida nunca podremos avanzar. Lo primero es aceptarlo y después aprender a vivir con ella, nos guste más o menos. Yo le agradezco que me lo aclarase porque es un paso más  para seguir avanzando.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s