EL MOMENTO PRESENTE

Acabo de terminar la sesión de rehabilitación que necesitaba urgentemente porque el frio de estos días me había dejado la pierna izquierda como un palo, algo que consulté con Carolina, mi fisioterapeuta, y puso en marcha toda su profesionalidad para dejarme totalmente relajada,  lo que me invita a ver el mundo desde una perspectiva mucho más esperanzadora. Es una realidad que cuando no estamos bien, tanto física como emocionalmente,  vemos las cosas de manera desalentadora, pero no nos dejemos engañar por esos momentos ya que si vemos la vida bajo el signo del miedo no alcanzaremos a ver todo lo bueno que nos ofrece el tiempo presente.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s