HOSPITALIDAD

Hoy me he despedido de Cristina Gamundi, mi mejor amiga de la infancia que desde hace unos años viene a pasar unos días a casa para estar juntas, ponernos al día y querernos un poquito más. He intentado ser lo más hospitalaria posible para que se sintiera como en su casa ofreciéndole lo que está dentro de mis posibilidades que gracias a Dios van aumentando cada día, aunque si quiero ser sincera todos los planes los propuso mi personal trainer que es mucho más espabilado que yo. No hicimos nada especial porque así me lo pide ella siempre que viene insistiendo en no cambiar mi rutina ya que ella es consciente del esfuerzo que tengo que hacer cuando salgo de mi zona de confort. He disfrutado muchísimo de su compañía, de su conversación profunda y de su sentido del humor por lo que el esfuerzo realizado valió la pena ya que en aquello que se ama o no se sufre o el mismo sufrimiento es amado.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s