HA VUELTO A PASAR

Esta mañana me he despertado como tantos otros con la expectativa  de todo lo bueno que el nuevo día me pueda deparar. Comienzo con un buen desayuno, una relajante ducha en la que ya me manejo sin miedo a perder el equilibrio e inmediatamente después  de  hacer algunos estiramientos llega un momento que me va a ayudar a manejar todo lo que llegue durante la jornada con la mayor serenidad posible. La lectura de la Palabra hoy ha sido un regalo: «Venid a mi todos los que estéis cansados y agobiados que yo os haré  descansar». No sabria que adjetivos tendria que aplicar para calificar la fuerza que me dan estas palabras de Jesús cada vez que las leo, es como si me estuviese hablando única  y exclusivamente a mi. Esto tuvo repercusión  en el resto del día. Bajamos al puerto a conocer al pequeño Luca,nuestro sobrino nieto, nos tomamos una cerveza con sus progenitores  y gocé observando a esos padres recién estrenados. Cualquier  otro día  me hubiera cansado bastante pero hoy Jesús  aguantó  mi carga y yo pude descansar y sobre todo disfrutar.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s