FRENTE A LA LIBERTAD HUMANA

No falla, el día que hago las cosas pensando más en mis cuidadores que en mi ,toda la jornada transcurre con más paz. Esta mañana bajé a la playa con mi hija Malena y decidí dejarme llevar. No me pude bañar,  así que no me compensó el esfuerzo realizado, pero hay algo más importante que el cansancio sufrido, mi libertad para decidir cómo tomármelo, esa libertad frente a la que Dios ha querido hacerse impotente.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s