UN TRABAJO CONSTANTE

Esta mañana después de hacer los estiramientos hemos ido a hacer el entrenamiento a la Malata aprovechando que el tiempo atmosférico era favorable. Hacía tiempo que no íbamos a entrenar a este espacio al aire libre que me ofrece la oportunidad de caminar y también de subir y bajar escaleras para seguir fortaleciendo mis músculos. El camino para alcanzar la independencia requiere un trabajo constante, sin tregua, sin descanso y no todos los enfermos que han sufrido un ictus la podrán alcanzar porque su daño cerebral se lo impide, pero en mi caso hay posibilidades realistas y haré todo lo posible para alcanzarla.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s