SABER LO QUE TENEMOS PARA DISFRUTARLO

Llevo unos días sin salir a la calle, sin hacer caminatas, aunque no me salto ni un solo día los estiramientos ni tampoco los ejercicios de memoria y últimamente también estoy reforzando el inglés aprendido en el instituto porque mis secuelas cognitivas me lo permiten. Me ha costado mucho trabajo adaptarme al ritmo que me marcaban las secuelas que me dejó el derrame cerebral pero lo he conseguido. He entrenado mucho mi mente y mi espíritu y he intentado vivir la enfermedad con alegría. Ha sido un arduo trabajo, he tenido que repetir una y otra vez los mismos ejercicios, he tenido que auto motivarme para no caer en la desidia, en la apatía. He sido una buscadora de todas las cosas buenas que todavía quedaban en mi vida y las he encontrado porque le pedí a mi Dios continuamente saber lo que tengo para poder disfrutarlo.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s