NADIE DA LO QUE NO TIENE

Comienza una nueva semana y espero con muchas ganas la sesión de rehabilitación, con la certeza de que si pongo todo de mi parte para hacer conscientemente cada uno de los ejercicios, mi cuerpo lo agradecerá. Fue una sesión dura en la que Carolina, mi fisioterapeuta, ha añadido un ejercicio de la mano que en estos momentos no recuerdo con claridad debido a mis secuelas en la memoria o quizá por no haber prestado mucha atención. A veces me pregunto si estoy dando todo lo que tengo, no solamente a nivel físico sino en todos los aspectos de mi vida, porque es verdad que nadie da lo que no tiene, pero si dejamos que Dios haga lo que quiera con lo que tenemos, por muy pequeño que sea Él lo convertirá en algo valioso.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s