EL PROBLEMA DE LA CRUZ

Como el jueves no voy a tener fisioterapia me he planteado hacer más estiramientos para mantener la parte afectada de mi cuerpo lo más relajada posible. Hoy no me apetecía salir pero hice los estiramientos por la mañana y también por la tarde y lo repetiré cada día hasta la próxima sesión de rehabilitación. No hay nada comparable con la fisioterapia para relajar los músculos y la echo bastante de menos cuando no la recibo, pero es lo que hay. No se puede vivir sin cruz pero sí con menos sufrimiento. Y es que el problema de la cruz es que podemos quedarnos en ella, pero os aseguro que el camino de la cruz, más tarde o más temprano, lleva a la luz y si no lo ves repasa tu fe.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s