DOMINARSE A UNO MISMO

Hoy he tenido la primera sesión de rehabilitación de la semana y aunque sigo pasándolo mal cuando hago el ejercicio sobre el balón de Bobat intenté concentrarme al máximo para hacer el ejercicio con la máxima precisión y cuando terminé la sesión mis músculos se quedaron perfectamente relajados. Todavía tengo momentos en los que estoy a punto de perder el equilibrio, me invade el miedo y me cuesta mantenerme serena y no perder el control porque dominarse una misma exige una elevada dosis de paciencia, de la auténtica paciencia, la que nos lleva a soportar la contradicción.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s