APRENDAMOS A VIVIR EL TIEMPO PRESENTE

En ocasiones mi mente me aparta del presente tentándome a pensar en el futuro y en lo que el paso de los años podría suponer para una persona que como yo tiene una hemiplejía. Es entonces cuando pongo todo mi afán en vivir el momento presente, en hacer todo lo que de mi depende para seguir avanzando y no me centro en nada más. Como cada día preparé mi cuerpo haciendo estiramientos y después de hacer las tareas domésticas que me corresponden estuve un rato en intimidad con Jesús para percibir con claridad la realidad de mi vida. Y eso es lo que hice, observar mi vida y en este momento, después de hacer la caminata, creo que estoy viviendo un nuevo avance porque aunque no haga nada diferente a lo habitual, no me canso tanto, tengo más vigor y disfruto mucho más.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s