UNA INTIMA RELACIÓN DE AMISTAD

Este domingo he ido yo sola a celebrar la eucaristía y estoy contenta porque poco a poco se van evaporando los miedos que aparecen en mi mente cuando tengo que dar el giro después de tomar el pan. Me coloqué en un banco donde estaba sentada una mujer que conozco únicamente de verla en la parroquia, una persona con la que nunca he hablado pero me transmite buenas vibraciones. Me ofreció su ayuda para ir a comulgar y le pedí apoyarme en su hombro pero una mujer se interpuso entre las dos y cuando iba a dar el giro otra de las personas que estaban en la iglesia se acercó a mí y me ofreció su ayuda. Sé que lo puedo hacer sola pero me siento más segura si tengo un punto de apoyo y además es una ocasión para entablar una relación con mis hermanos en la fe desde nuestra íntima relación de amistad con Jesús.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s