CADA DÍA ME VA MEJOR

Hoy me he despertado con bastante energía y seguí cumpliendo mi objetivo de colaborar más en las tareas de casa porque mi mente y mi cuerpo ya están preparados para hacerlo y no quiero perder el ritmo que me he propuesto. Lo primero que hice después de desayunar, ducharme y vestirme sola, fue pensar lo que íbamos a comer, una tarea que no me gusta pero que sería injusto por mi parte no hacerla ya que está dentro de mis posibilidades. Mientras mi personal trainer iba a la tienda a comprar los ingredientes para la comida, yo hice los estiramientos y por la tarde nos fuimos en coche hasta el centro de mi ciudad, estuvimos caminando por el cantón y por las calles semi vacías. Fue un buen ejercicio para mí cuerpo pero sobre todo mi mente que tiene que estar atenta a los diferentes estímulos que hay en cualquier ciudad: circulación, peatones…Al regresar a casa, después de tomarme un té y recoger el friegaplatos, me propuse dedicar más tiempo del habitual a mi memoria porque cuanto más la estimule, más neuroplasticidad se dará en mi dañado cerebro. Hoy me he sentido especialmente bien fisica y mentalmente, noté mi cuerpo más ligero, mi mente más ágil y mi alma más aliviada por lo que me dijo Jesús, mi Maestro, en nuestro momento de intimidad: «El que permanece en mi dará frutos en abundancia», algo que ya llevo un tiempo practicando y he comprobado que Jesús siempre cumple sus promesas porque cada día me va mejor.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s