EL CONTROL LO TENGO YO

Esta mañana hemos vuelto a la playa en un día especialmente caluroso para nuestra tierra . Me he dado el primer baño nada más llegar y caminamos por la arena un buen trecho. Mientras nadaba fui plenamente consciente de que, a pesar del esfuerzo que tengo que realizar, soy una afortunada porque no todos los enfermos que han sufrido un derrame cerebral pueden hacer lo que me permiten mis secuelas, y muchos no tienen un cuidador como el que tengo yo. Pienso muchas veces en la dependencia que tengo de mi personal trainer y en qué sería de mi si le pasase algo a él que le impidiese cuidarme, pensamientos que duran el tiempo que yo decido que se mantengan en mi imaginación, porque el control de mi mente lo tengo yo, algo que he conseguido porque en mi alma habita Dios.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s