CUANDO ALEJAS LA MIRADA DE TI MISMO

No sé que me ha pasado hoy porque no he salido por la mañana y sin embargo después de comer dormí una siesta bastante larga. Había hecho bastantes estiramientos pero no creo que ese fuese el motivo. No lo sé, qué más da, porque la verdad es que me sentó muy bien y por la tarde fui con mi personal trainer a hacer una ruta a la que me llevaban cuando todavía iba en silla de ruedas y que hoy la recorrí «a pelo», sin el palo de trekin, subí una cuesta bastante larga y me sentí muy motivada. Antes de salir de casa había estado escuchando el testimonio de una mujer que afirmaba que creía en Dios porque Él había ido a su encuentro, algo con lo que me sentí muy identificada. El estar con Dios conlleva luchar todos los día, es verdad, lo he comprobado, pero la tristeza desaparece porque vas alejando la mirada de ti mismo y la diriges a los demás


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s