EXIGENCIA Y COMPROMISO

Hoy me he despertado preguntándome qué puedo hacer para sentirme útil, porque las secuelas que me ha dejado el derrame cerebral me permiten realizar distintas labores y hoy me ofrecí a empanar unos filetes echando una mano(literal) en la cocina. Dependiendo de las secuelas que cada enfermo tenga, unos podrán hacer más o menos tareas pero casi seguro que una gran parte de los enfermos pueden optar por dar o únicamente recibir. Las secuelas de un derrame cerebral no son nada fáciles de llevar, es un camino de exigencia y compromiso. La exigencia tiene que ser diaria si queremos avanzar en nuestra recuperación y el compromiso dependerá de la obligación contraída por cada enfermo. Yo quiero comprometerme a mejorar cada día más la relación con mis cuidadores y lo haré tal como me pide mi buen Dios que lo haga: tratándolos de la misma manera que me gusta que ellos me traten a mi.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s