ES POSIBLE CAMBIAR POCO A POCO

Hoy he tenido la primera sesión de rehabilitación de la semana y al contrario de lo que suele pasar los lunes, los ejercicios realizados me han supuesto menos esfuerzo del habitual, comprobando que nuestro cuerpo no siempre actúa de la misma manera incluso dándose las mismas circunstancias. He aprendido que en este proceso de recuperación hay altibajos y que lo importante es no parar. Ocurre algo parecido con nuestra forma de ser. Me niego a creer que no se puede cambiar, claro que se puede, pero lo primero es saber quiénes somos en realidad, tenemos que aprender a mirarnos como nos mira Dios, y sólo así, aquello que menos nos gusta de nosotros lo podremos cambiar poco a poco.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s