CUANDO ACEPTAMOS SER VULNERABLES

Hoy como cada día que comienzo, he preparado mi cuerpo haciendo un buen número de estiramientos, algo que repito cada día como método para relajar mis músculos dañados y que está dentro de las cosas que puedo hacer sin ayuda de mis cuidadores. Como no salí a la calle por la mañana y Alberto no necesitaba mi ayuda en la cocina ni en ninguna otra tarea doméstica, estuve navegando por internet para buscar ideas de personas que me ayudan a seguir avanzando en todos los aspectos de la vida. Como mi meta principal es ganar la mayor independencia posible, muchas veces evito pedir ayuda aunque esa manera de actuar conlleve pasar un mal rato, pero hoy he aprendido que cuando aceptamos ser vulnerables crecemos y el hecho de compartir nuestros miedos los espanta. Con estas ideas en mi mente por la tarde me fui a hacer la caminata al parque, un trayecto que puedo hacer perfectamente sola pero que mi personal trainer quiso acompañarme y claro, lo bueno compartido es dos veces bueno.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s