LA ENFERMEDAD MÁS GRANDE

Hoy he recibido la segunda sesión de rehabilitación de la semana que me ha dejado bien relajados los músculos y por la tarde salí a estirar un poco las piernas a un parquecito muy próximo a mi casa. No tenía ganas de machacarme porque estoy algo resfriada y me falta energía. No sé si fue a causa de mi malestar pero hoy estuve un poco desmotivada y eso es algo que no me agrada en absoluto, por lo que luché contra esa emoción y saqué mi lista de cosas por las que tengo que estar agradecida y comprobé que es una lista muy larga. La enfermedad más grande que existe es la perdida del gusto por vivir, razón por la que cada día le pido a mi buen Dios que me haga saber lo que tengo para poder disfrutarlo.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s