LO QUE MENOS ME GUSTA DE MI

Aunque he hecho todo lo posible para bajar la espasticidad los días que no tuve rehabilitación, fue imposible conseguirlo a un nivel que me hiciese sentir los músculos relajados, comprobando que no hay nada tan eficaz como la fisioterapia. He aumentando el número de estiramientos, he intentado hacer lo que estaba dentro de mis posibilidades: ayer probé descansar y hoy decidí salir por la mañana a tomar un vino y por la tarde a caminar. Durante el trayecto comenzó a llover y aunque intenté ir más rápido me calé, pero el agua no hace daño y estoy contenta porque seguí haciendo vida normal, pero lo que menos me gusta de mi es no saber expresar como me siento. En estos momentos mientras escribo me voy relajando un poco y pensando que la próxima vez que me encuentre en una situación similar lo haré mejor, le pediré a mi buen Dios que me de luz para para ver quién soy en realidad y quién quiero llegar a ser.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s