CUANDO NO SE AMA

Este domingo me he despertado con tiempo para ir a celebrar la eucaristía y me preparé antes haciendo unos cuantos estiramientos para ir más segura ya que iba a ir sola y tenía que ir preparada físicamente además de mentalmente, pues he leído que estirar nuestros músculos ayuda a nuestra mente a estar más concentrada. Cogí mi palo de trekin y salí de casa respaldada por mi personal trainer que me acompañó hasta la puerta de la iglesia no porque yo se lo pidiera sino para sentirse él más tranquilo. He ido sola muy pocas veces a misa pero ya me siento capaz de hacerlo porque el trayecto desde mi casa hasta la iglesia lo tengo dominado. Lo que no domino tan bien es el giro que tengo que dar después de ir a tomar el pan ya que voy sin bastón, pero la persona que iba delante de mi me permitió apoyarme en su hombro y tema solucionado. Cuando uno no ama no tiene ninguna motivación, pero yo amo a Jesús profundamente y eso hizo posible que hoy me encontrase con Él y me llenase de todo su Amor para después transmitirlo a quien se cruzase en mi camino.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s