SI SABEMOS VER TODO DESDE EL CORAZÓN

Esta mañana me he despertado con un ligero dolor en la rodilla izquierda que sospecho ha sido causado porque ayer aumenté la distancia que recorro cada día e hice hiperextensión. De todas maneras no quise que me influyera en mi estado de ánimo y me puse a hacer los estiramientos como cada día e hice también un ejercicio que me enseñó Carolina, mi fisioterapeuta, para aliviar la molestia. pero lo que más me ayudó a mantenerme animada fueron las palabras que hoy me dijo Jesús en nuestro momento de intimidad: que nosotros, sus seguidores, teníamos que ser luz entre los hombres. Estas palabras fueron suficientes para mantener a buen nivel mi estado emocional. Por la tarde decidí no salir a hacer la caminata para que se relajase la rodilla y disminuyera el malestar y recibí la visita de mi amiga Maribel. Merendamos, charlamos y como es una persona un tanto desconfiada le convencí de que todo es bueno si sabemos verlo desde el corazón.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s