SI HICIERA SIEMPRE MI VOLUNTAD

Esta mañana me preparé para ir al centro de la ciudad a hacer un trámite administrativo que requería mi presencia y mi firma. Aunque no me siento cómoda fuera de mi zona de confort aproveché la ocasión para poner a prueba mi capacidad de salir de ella. Como estaba en el centro fui a conocer el piso de mi hermana Mónica y al volver a mi casa a la hora de comer estaba feliz porque regresaba al lugar que domino, donde me muevo sin esfuerzo y donde más a gusto me siento. Por la tarde me fui sola a hacer la caminata hasta el parque donde ya se podía contemplar el inicio de la primavera. Disfruté de mi soledad paseando a mi ritmo por este espacio verde en medio de la ciudad para compensar el rato algo incómodo que experimenté por la mañana. Creo que si hiciera siempre mi voluntad dejaría de avanzar a nivel físico y estoy segura que si no me dejase guiar por la voluntad de mi Dios estaría perdida.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s