EL VALOR DE DEJARSE CUIDAR

Hoy he metido la pata y mi personal trainer me lo hizo saber un poco tarde, pero ya lo hablamos y he podido reflexionar. Soy muy consciente de lo cuidada que estoy, de lo pendientes que están de mi, pero como pretendo hacer cada vez más cosas de manera independiente, no siempre hago los gestos de amor que todo cuidador merece por su dedicación al enfermo. Dejarse cuidar no siempre me resulta fácil porque conlleva la humildad para reconocer que no puedo con todo; pero quiero aprender a hacerlo y sé que para eso tengo que escucharme y escuchar al otro.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s