LA ENFERMEDAD NOS CURA

Hoy he notado un poco los efectos de la toxina que me inyectaron el lunes y eso me permite hacer todo con más seguridad porque los dedos del pie izquierdo están bastante relajados, y aunque por la mañana me quedé en casa, por la tarde fui con mi hija Blanca a subir las escaleras del puerto para fortalecer los músculos de la pierna izquierda. Hoy he leído que lo que no expresamos con las emociones lo expresamos a través de los síntomas de la enfermedad. A veces pienso en el origen del ictus preguntàndome si podía haberlo evitado. Todavía no lo he averiguado pero sé que la enfermedad me ha curado en otros aspectos,me ha enseñado a vivir el aquí y el ahora y quizás sea posible que lo que no he sido capaz de aprender por discernimiento lo he hecho por sufrimiento. Qué putada!!, pero pocas veces he sentido tan cerca la presencia de Jesús y eso os aseguro que también cura.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s