AUTOCURACIÓN

Esta mañana he sentido, más bien he sufrido, las bajas temperaturas propias del invierno en mi cuerpo y aunque me preparé para bajar a hacer la caminata, el frío me frenó y apenas anduve unos pasos. Al entrar en casa y notar el calor del hogar decidí quedarme con el propósito de hacer más estiramientos pero hice muy pocos. Desde que sufrí el ictus son pocas las veces que he tenido consultas con los especialistas médicos. He aprendido principalmente de mis fisioterapeutas, de escuchar conferencias a través de internet y con eso he despertado la posibilidad de auto curación… aunque siempre contando con la ayuda de Dios.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s