A PESAR DE MIS CAÍDAS

Hoy he tenido una sesión de psico rehabilitación. Os explico: Llevaba arrastrando desde ayer un comportamiento un tanto hostil con mis cuidadores, especialmente con mi personal trainer, porque no siempre soy capaz de interpretar con objetividad lo que me dicen y hoy en la sesión de rehabilitación tuve la posibilidad de desahogarme con Carolina, mi fisioterapeuta, que además de dejar relajados mis músculos dañados también ha dejado relajada mi mente al poder desahogarme con ella. Es un auténtico privilegio tener una persona que te escucha, que empatiza, es un regalo que Dios me ha querido otorgar a pesar de mis caídas para crecer en el verdadero amor.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s