TOMARNOS EN SERIO EL MOMENTO PRESENTE

En mi día a día intento que el tiempo transcurra de manera provechosa porque aunque no tenga un horario que cumplir no me gusta perder el tiempo. Por eso intento ser ordenada en mis quehaceres. Nunca dejo de lado el ejercicio físico al beneficiarme mucho ya que el movimiento baja el nivel de espasticidad. Hoy me sentía con ganas de trabajar y le propuse a mi personal trainer ir a nuestro gimnasio particular ( la Malata) a subir y bajar escaleras y por la tarde seguí practicando ir con el bastón de treckin levantado hasta el parque y casi hice el recorrido completo. Estaba muy motivada porque hoy Jesús, en nuestro momento de intimidad me recordó que Dios reparte talentos y me he dado cuenta que además de la fe, me ha dado también el don de la fortaleza, la capacidad para entender cómo he de llevar la enfermedad, tomándome en serio el momento presente para procurar rendir al máximo en todos los aspectos de mi vida. Cuando regresé y después de tomar un té estuve un buen rato leyendo y siendo consciente de que el derrame cerebral no dañó las neuronas que me permiten llevar a cabo esta actividad con la que tanto disfruto.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s