ALEGRÍA Y GRATITUD VAN DE LA MANO

Acabo de llegar de hacer mi caminata al parque en la que hoy probé algo diferente: llevar el palo de trekin durante una gran parte del trayecto sin apoyarlo en el suelo, con el objetivo de comprobar el tiempo que podría caminar sin bastón. No he podido hacerlo entero pero lo repetiré cada día e iré ampliando la distancia hasta conseguir salir a la calle sin él. Hoy me he sentido muy ligera, me costó mucho menos que otros días y eso me ha producido una gran alegría, lo que me llevó de forma inmediata a dar gracias a mi Dios por la fuerza que me regala cada día, y es que la alegría y la gratitud van de la mano. Las cosas buenas se acaban, pero las malas también y yo estoy viviendo un momento que me obliga a enviar un mensaje de esperanza a todos aquellos que estén pasando una situación difícil en su vida y recordarles que para Dios nada es imposible, pero necesita que le echemos una mano, o lo que es lo mismo. a Dios rogando y con el mazo dando.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s