SI NOS GUIAMOS POR LO MÁS CÓMODO

Se va acercando el final del verano y por eso este viernes no quise desaprovechar el buen día para ir hasta la playa y darme un baño en el mar. Hoy he intentado no quemarme mucho y gestioné mi energía porque me incomoda bastante acabar el día agotada; me di un baño en vez de dos y la caminata por la arena la hice más corta. Si me dejase llevar por lo más cómodo no habría llegado al nivel de seguridad que tengo hoy. Si sólo me guiase por mis intereses e ignorase los de mis cuidadores, mi vida se abría vuelto estéril, y es que para llevar una vida al estilo de la de Jesús, no basta la fe, sino una vida rica en amor y caridad hacia el prójimo.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s