MATAR DOS PÁJAROS DE UN TIRO

Hoy domingo no me ha dado tiempo a ir a celebrar la eucaristía, pero Jesús ha estado presente en cada instante de este día procurando sentirlo muy cerca y dedicarle todas mis tareas. Por la mañana, después de hacer los estiramientos bajé a comprar el pan sin el palo de treckin, aunque me acompañó mi personal trainer y así fui más tranquila y recorrí el camino con más seguridad. Por la tarde no salí a caminar porque mi pierna izquierda necesitaba descanso y pasé un rato en internet escuchando una charla muy interesante de una neurocientifica que demostraba cómo nuestra postura repercute en nuestra memoria, de lo importante que es concentrarse en cada cosa que hagamos por separado. Las personas sanas caminan de forma automática pero los enfermos como yo no podemos porque no tenemos una percepción correcta de nuestra postura y por esa razón si queremos mejorar nuestra manera de andar tenemos que enviarle a nuestro cerebro dañado señales muy precisas que no siempre entiende. A pesar de ello yo voy a seguir sus pautas porque si la postura repercute en mi memoria, mato dos pájaros de un tiro.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s