EMPRENDER EL VIAJE DE CADA DÍA

Vivir con una hemiplejía requiere detenerse cada despertar y preguntarte cómo quieres vivir el día, si estás dispuesta a superarte, si vas a intentar quejarte menos de cada mal paso que puedas dar, de cada desequilibrio, de cada esfuerzo que tengas que realizar, porque es duro pero estoy viva y un hemipléjico puede ser feliz, a ratos como todo el mundo, porque a pesar de que nuestra vida está algo más limitada podemos seguir teniendo objetivos Esta mañana después de hacer los estiramientos tuve cita en la peluquería y como está cerca de casa he decidido ir sola sintiéndome muy segura y disfrutando de esa independencia. Proponerse objetivos, aunque no los consigas alcanzar al cien por cien, es parte de la felicidad y te ayuda a levantarte cada día con ganas, con ilusión, emprendiendo el viaje de cada día con un corazón abierto, dispuestos a vivirlo con todas sus imperfecciones, carencias y límites valorando nuestra vida sin distraernos con la vida de otros y comparándonos con ellos porque cada uno tiene que hacer su propio camino y recorrerlo con todo el corazón.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s