OBEDECER Y CREER A QUIEN SE AMA

Esta mañana ha amanecido un día espectacular, sin viento, sin frío, que invitaba a dar una caminata. Le propuse a mi personal trainer ir hasta la Malata sabiendo que apenas habría gente y podríamos disfrutar de la calma. Antes de salir hice los estiramientos a conciencia porque no quería que el dolor de rodilla me estropeará el día. Por la tarde antes de tomar el té bajé un ratito con mi hija Blanca por mi barrio solamente a tomar un poco el aire templado ya que en mi tierra son pocos los días en este mes que la temperatura es tan agradable y tampoco quería forzar la rodilla. Antes de esto estuve un rato en intimidad con Jesús porque sus palabras me orientan y me dan la seguridad de pasar un buen día, porque creo que todo lo que propone me conviene y por eso lo quiero tanto y lo obedezco.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s