CUANDO MIS OIDOS NO SON CAPACES DE PERCIBIR

Un nuevo día preparada para hacer lo que mi mediana independencia me permite y evitar pedir más ayuda de la que necesito. Antes de hacer los estiramientos y los ejercicios de memoria bajé a la tienda a comprar unos caramelos a los que estoy enganchada, algo que me concierne sólo a mí y que acompañada de mi bastón de treckin lo hice sin ninguna dificultad. Por la tarde no me apetecía mucho salir, pero cuando mi personal trainer me ofreció dar un paseo no quise desaprovechar la ocasión y como fuimos solos, sin nuestro perro, le sugerí hacer una ruta diferente en la que había que subir una cuesta considerable y con ello fortalecer los músculos de mis piernas. Durante todo el camino Alberto me fue contando la actualidad política, que a pesar de no ser uno de mis temas preferidos estuve muy atenta no sólo porque a mí también me gusta que me escuchen, sino porque escuché desde el corazón lo que mis oídos por sí solos no son capaces de percibir.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s