EN EL MUNDO QUE ME HA TOCADO VIVIR

Comienza una nueva semana que afronto con muchas ganas de ponerme en marcha para continuar avanzando en este camino hacia la independencia. Quiero estar contenta conmigo misma por estar haciendo aquello en lo que creo. Esta tarde, bajé con mis hijas Blanca y Loreto y mi perro»chito» hasta el puerto y subí las escaleras de nuevo, que hoy me costó bastante trabajo, supongo que sería por la energía gastada en la sesión de rehabilitación, pero estoy satisfecha por no dejarme tentar por la pereza. Estoy convencida que una gran parte de mi fortaleza viene de mi fe, algo en lo que he de insistir cuando escribo mis entradas porque es algo que se me ha dado a conocer, y aunque es difícil, tengo la responsabilidad de transmitir en el mundo que me ha tocado vivir para que muchos se beneficien de la fuerza que aporta confiar en Jesús.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s