ANTES DE TOMAR UNA DECISIÓN

Voy aprendiendo muy poco a poco a no precipitarme cuando tengo que tomar una decisión importante para así no vivir las consecuencias negativas de una mala elección. Aunque mi vida es tranquila a veces tengo que hacer un esfuerzo por seguir el ritmo de los sanos y esto no siempre lo llevo con serenidad sintiendo que me meten prisa. Esta mañana tuvimos cita en el dentista y como quería primero pasar un rato de intimidad con Jesús para vivir el día conforme a su propuesta hice lo posible para centrarme en lo que me transmitía su Palabra y ponerlo en práctica en este día imitando de esta manera al Maestro que se pasaba la noche entera en oración con el Padre cuando tenía que elegir algo crucial para así tomar la mejor decisión.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s