A SU HORA Y EN SU MOMENTO

Esta mañana han ocurrido dos cosas buenas. La primera es que he ido sola a la peluquería a pedir una cita y eso es algo que me motiva porque a pesar de tener algo de espasticidad por la falta de rehabilitación el lunes he ido tranquila y con seguridad y lo segundo pero no por eso menos importante es que he hablado con Alberto, mi personal trainer, para disculparme por mi mal comportamiento hacia él unos días atrás. He tenido que practicar la humildad y la empatía para entender cómo se siente él. Nuestros ritmos son diferentes pero lo que verdaderamente importa es confiar en el tiempo que Dios tiene preparado para que obre su palabra en mí a Su tiempo, a Su hora y en Su momento.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s