UNA PERSONA NORMAL Y CORRIENTE

Hoy de nuevo hemos ido a la playa y aunque a los dedos de mi pie izquierdo les estaba costando bastante relajarse hice todo lo que pude para que, siguiendo las instrucciones de Carolina, mi fisioterapeuta, pudieran estirarse… pero fue imposible. No importa, disfruté un montón de los baños en el mar y eso compensó todo lo demás. No me voy a rendir en mi lucha por conseguir mi independencia, ni de coña, porque sé que tengo potencial para lograrla. Del mismo modo tampoco dejaré de hacer todo lo posible para anunciar lo que me dice Jesús cada día y llegue a todo aquel que se cuele en mi blog para hacer llegar su mensaje de salvación, teniendo presente que algunos no lo aceptarán por ser yo quien lo anuncia, una persona normal y corriente.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s