UNA CARGA U OTRA HEMOS DE LLEVAR

Esta mañana mi personal trainer y yo fuimos solos a la playa porque mis hijas tenían sus planes y aunque Alberto no dudó en ningún momento en ir, yo sé que cuando no viene ninguna de mis hijas él tiene toda la responsabilidad porque además de estar pendiente de mi tiene que cargar con los bártulos que llevamos a la playa. Esto me hizo reflexionar sobre qué podía hacer yo para que su carga fuese más ligera y me puse manos a la obra evitando pedirle ayuda si no era estrictamente necesario,  poniendo todo de mi parte y manejarme sola. No fue tan difícil, simplemente pensé más en su carga que en la mía sabiendo que una carga u otra hemos de llevar, pero además recordé lo que Jesús me dijo hace unos días a cerca de descansar en Él para aliviar nuestra carga…y la mía se hizo más ligera

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s