RECONOCER NUESTRA DEBILIDAD

Esta mañana en la sesión de rehabilitación he podido hacer el ejercicio nuevo con mucha más seguridad. Os lo recuerdo: tengo que subir a una banqueta con el pie izquierdo a la vez que levantó el brazo derecho en dirección diagonal y mantenerme unos quince segundos controlando el equilibrio. Es importante realizar nuevos ejercicios que en un principio nos parecen muy difíciles pero que a base de repeticiones todos podemos conquistar. Como soy consciente de mis debilidades cada día le pido a Jesús que me dé la energía que necesito para llevar a cabo mis tareas, además de la perseverancia y la serenidad cuando tengo que hacer los ejercicios de memoria y no me salen a la primera, ni a la segunda y a veces tampoco a la tercera.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s