UNA FUERZA Y UNA CAPACIDAD NUEVAS

Acabo de llegar de pasar el fin de semana en Mera de Ortigueira en la casa de mi tía Cristina,  que como no la alquila hasta el mes de Julio me la ofreció para ir a pasar unos días. Salir de mi zona de confort supone un esfuerzo extra pero no quise desaprovechar la ocasión de disfrutar de la naturaleza y saber si era capaz de manejarme sola en un lugar diferente al habitual. Fue todo un reto,  pues estando allí decidí hacer algo que me apetecía un montón y que por mis circunstancias no he podido realizar desde hace ocho años: darme un baño en el río que pasa por allí, un entorno que me trae muy buenos recuerdos y que no estaba segura si podía acceder a él, pues no está adaptado para gente con movilidad reducida. No os podéis imaginar lo que me costó llegar hasta allí, fue toda una aventura, pero gracias a la ayuda de mi personal trainer y de mis hijas lo conseguí. El esfuerzo fue extraordinario pero el baño en el río fue algo espectacular y vuelvo a casa con una fuerza y una capacidad nuevas.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s