LO QUE TODO ENFERMO DEBE SABER

Ayer por la tarde fui a dar una caminata por una zona rural con mi amiga Marga que como cree en mí me metió por un camino con cierta dificultad que puso a prueba mi capacidad. Aunque no fui capaz de terminarla y tuvo que coger el coche para recogerme en el último tramo, no estaba cansada pero mi pierna tiene un límite y pedía parar. A pesar de esto disfruté mucho por el camino respirando aire limpio y entretenida con la conversación de mi amiga. Ahora acabo de terminar la sesión de rehabilitación y me recomendó mi fisioterapeuta que es mejor que camine por el campo que por relieve pedregoso para evitar que suba la espasticidad y como este fin de semana iremos a Mera practicaré andar por la hierba. Hoy quiero decir a todos los enfermos como yo que aunque tengan que pasar por numerosas dificultades pueden vivir con paz su enfermedad con la certeza de que no hay ningún enfermo que le sea negada la victoria de la cruz.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s