QUE NUESTRA ALEGRÍA SEA COMPLETA

Ayer hubo una pequeña discusión en casa que creó un mal rollo y mi personal trainer, que es un poco rencoroso, me está castigando con su careto simplemente porque le hice saber lo que sentía, lo que para mí había sido un error por su parte. Es incómodo pero hay una palabra que define cómo tenemos que comunicarnos con los demás diciendo lo que queremos transmitir de forma firme, a la vez que respetuosa: asertividad. No es sencillo ser siempre asertivo porque nuestras emociones tienen mucho peso pero estoy aprendiendo a serlo porque es bueno para mí y bueno para el otro. No he conocido a ningún hombre más asertivo que Jesús de Nazaret, mi Maestro, del que sigo aprendiendo cada día para que mi alegría sea completa.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s