NADA PUEDE DISMINUIR NUESTRA ESPERANZA

Esta mañana me he despertado algo tarde y como cada día me he dispuesto a hacer los estiramientos y en cuanto termine esta nueva entrada haré los ejercicios de memoria, si no se me olvida claro!! Qué bien se siente una cuando descansa las horas necesarias. Mi energía me alienta a animar a todos los enfermos como yo a que confíen en que su momento va a llegar de la misma forma que me llegó a mi y que aunque a veces no lo vean claro yo puedo asegurarles con total certeza que lo van a conseguir, que todo lo que están viviendo por el camino es lo que más les conviene porque así lo ha decidido Dios. Es así aunque no siempre seamos capaces de entenderlo, porque es en el camino donde nos vamos fortaleciendo para que nada disminuya nuestra esperanza.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s