POR CAUSA DE NUESTRO HISTORIAL

Esta mañana no he salido a la calle y no quise desaprovechar la ocasión de ofrecerme voluntaria para cocinar con la satisfacción de tener la capacidad de servir a los míos y corresponderles así por todo lo que hacen por mi. He hecho algunos ejercicios de estiramientos y he estado como cada día un rato de intimidad con Jesús para intentar seguir su propuesta y compartirla con quien se cuele en mi blog. Hoy he meditado una de las lecturas que desde siempre más me han atraído de las enseñanzas de Jesús, aquella que dice que cuenta con cada uno de nosotros, que Dios no menosprecia ni rechaza a nadie, algo que me anima a seguir mejorando aún sabiendo que Él cuenta con nosotros a pesar de nuestras debilidades porque Dios no desprecia a nadie y menos aún por nuestro historial.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s