LAS COSAS PEQUEÑAS DE CADA DIA

Nunca me ha gustado la rutina pero  dada mi situación  tengo que seguir unos hábitos diarios para que mi vida sea más  llevadera. Al principio esto me fastidiaba bastante, hasta que comencé a vivir de otra manera: empecé  por  hacer aquello que estaba dentro de mis posibilidades centrándome en hacerlo cada día mejor, situaciones  en las que no faltaron momentos de verdadera frustración. ..pero ya pasó. Conforme iba ganando seguridad y equilibrio aumentaba mi independencia y me ponía  un nuevo  reto: gestionar mis emociones negativas para vivir mi enfermedad con serenidad. He avanzado mucho, pero seguro que puedo mejorar, y por último he conseguido saber lo que tengo y disfrutarlo, algo que le he pedido y le sigo pidiendo a Dios para dar la importancia  que tiene a las cosas pequeñas  de cada día.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s